¿Por qué es tan importante el consumo de proteína en mi cuerpo?

Autora: Mariela Navarrete Bravo

Más allá de los diferentes tratamientos para pérdida de peso, si es que te encuentras actualmente en uno, o no, la proteína juega un papel súper importante para el equilibrio y funcionabilidad de nuestro organismo. Si lo que intentas es perder peso, es muy importante que el tipo de tratamiento que estés llevando tenga un aporte suficiente de proteína, esto con el objetivo de que se mantenga el músculo, mientras se pierde la grasa corporal. Pero si tú no estás en un tratamiento de pérdida de peso, y simplemente buscas un mantenimiento saludable, debes saber que las proteínas son básicas para tu alimentación.

Algunas de las principales funciones que tienen las proteínas en tu organismo, son las siguientes:

  • Dan estructura. Es decir, participan en la formación de tejidos musculares. Si partimos de que los órganos también son músculos, ¿te imaginas qué tan importante es consumir proteína?
  • Participan en procesos hormonales.
  • Participan en procesos de mecanismo de defensa, es decir, están involucradas para mantener nuestro sistema inmune

Por ahora menciono muy pocas, pero en realidad, son tan extensas las funciones de las proteínas, que necesitaríamos un curso completo de ellas para entenderlas.

Actualmente, tenemos un problema, ya que la mayoría de las personas consume en exceso carbohidratos y grasas, y deja muy por debajo el consumo de proteína que debería tener. Esto ha causado que en la población cada vez aumente, por mucho, su porcentaje de grasa corporal, y que la masa muscular esté deficiente, lo que conlleva a presentar, en algún momento, enfermedades relacionadas a la obesidad.

Además, el consumo de proteínas te va a mantener satisfecho por mucho más tiempo, por lo que ayudan a tener mayor control del apetito; por lo tanto, tu consumo de calorías también estaría beneficiado.

Se recomienda que tu consumo de proteína sea de fuentes bajas en grasa y de buena calidad, por ejemplo: pechuga de pollo, bistec de res, pescados, huevo, proteínas lácteas, etc. Pregunta a tu especialista cuáles son las cantidades ideales para cumplir con tus requerimientos de proteína.

Recuerda: cada organismo es diferente y es importante que el cálculo sea individualizado y adecuado a las características de cada persona.

También te podrá interesar nuestro post: ¿Puedo hacer dieta si me encuentro en un entrenamiento de alto rendimiento? 

Comentarios