Tips para preparar de forma correcta los alimentos

Autora: Alexandra Troncoso

En el post anterior les platiqué respecto a la temperatura de conservación de los alimentos, pero existen muchas otras indicaciones a seguir cuando se trata de alimentos y en esta ocasión nos enfocaremos en la preparación de los mismos.

Muchas veces, cuando preparamos alimentos, principalmente cárnicos, surge la frase “creo que ya está cocido”, en este punto podemos llegar a consumir un alimento que erróneamente pensemos que “ya está listo”, es por ello que te daré los siguientes tips para saber a qué temperatura debes preparar los alimentos.

La temperatura mínima interna de cocción de los alimentos debe ser por lo menos de:

-63°C para pescado, carne de res en trozo, huevo (en el caso de que no sea para hervir).

-68°C para carne de cerdo en trozo, carne molida de res o cerdo.

-74°C para embutidos de res, cerdo o pollo; así como cualquier relleno de pescado, cerdo, res o aves.

En caso de que quisieras recalentar algún alimento, este debe alcanzar por lo menos la temperatura de 74°C.

Es importante mencionar que, en todo momento se debe tener extrema precaución en el manejo y preparación de los alimentos, ya que debido a que se manejan diversos grados de temperatura entre uno y otro alimento, si se llegan a mezclar utensilios estando los alimentos en crudo, pueden ocasionar lo que llamamos “contaminación cruzada”. 

Esta contaminación ocurre principalmente cuando un alimento que requiere menor tiempo de cocción se mezcla con uno que tenga mayor tiempo de cocción, por ejemplo, si mezclamos carne de cerdo y pescado, si el pescado no se cuece a la temperatura del cerdo, no se eliminarán las bacterias del cerdo y, por ende, el pescado estará “crudo” o le faltará cocción.

De hecho, muchas de las principales enfermedades gástricas son debido a este tipo de contaminación. Así que ya sabes, ten en cuenta estas recomendaciones para obtener el punto correcto para disfrutar un delicioso corte de carne sin enfermarte.

Referencia bibliográfica:

NOM-251-SSA1-2009, Prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos

alimenticios.

También te puede interesar el siguiente tema: 4 razones por las que comemos por comer

Comentarios