Informes:       (55) 43932421    ·     Pedidos:   (55) 54126327

Bebidas energéticas... ¡un peligro inminente!

11 de mayo de 2018


 ¿Por qué tienen tanto éxito estas bebidas? Porque se usan para casi todo. Los deportistas para aumentar su rendimiento físico, los alumnos para estudiar, los que deben mantenerse despiertos para no dormirse, los que las mezclan con bebidas alcohólicas. El efecto altamente estimulante de las bebidas energizantes puede poner en claro riesgo la salud del cerebro y del corazón. Están cada vez más de moda, pero sus riesgos son mucho mayores que sus supuestos beneficios.

La mayoría de estas bebidas energizantes están fabricados a base de cafeína, taurina, ginseng, vitaminas del complejo B, hidratos de carbono (glúcidos) y guaraná. Todos estos ingredientes consumidos moderadamente pueden generar ciertas consecuencias para la salud o efectos secundarios importantes, como mareo, náuseas, vómitos, taquicardia, desmayos o hasta infartos al miocardio. Sin embargo, cuando no se es deportista, y mezclados en dosis elevadas puede ser nocivo para la persona.
Composición básica de las bebidas energizantes:

  • Taurina: Es un aminoácido que también está presente en las carnes magras, algunos lácteos y huevos. Como aminoácido, forma parte de las proteínas, por lo tanto, forma también parte de los órganos y de los tejidos musculares. Fortalece el músculo cardíaco.
  • Cafeína: Produce principalmente efectos estimulantes y diuréticos en el cuerpo. Al ingerirla, se absorbe y va a parar al torrente sanguíneo que la transporta al cerebro, actuando después sobre el sistema nervioso central produciendo una serie de efectos como: aumento en la sensación de bienestar, estimula la producción de orina, aumenta la tensión arterial, estimula la función de los pulmones y el corazón. Puede generar adicción.
  • Ginseng: Es una raíz proveniente de Asia que sirve para estimular al sistema nervioso. Sirve para disminuir el nivel de estrés en las personas y, a su vez, aumentar el rendimiento físico y concentración en actividades que lo requieran. Estudios demuestran que si es consumida en exceso podría presentar alteraciones negativas en las células de todo nuestro cuerpo.
  • Glucoronolactona: Es un hidratos de carbono derivado de la glucosa o el azúcar el cual se encuentra presente también en muchos vinos. Su riesgo radica en que puede acelerar de forma importante el ritmo cardíaco.
  • Vitaminas del complejo B: Participan, principalmente, en la producción de hemoglobina (proteína de la sangre) y de energía (ATP), disminuyendo así la sensación de cansancio o fatiga.
  • Guaraná: Es una semilla Brasileña, cuyas propiedades energizantes combaten el cansancio y alivian el estrés.

El efecto en el organismo del consumo de las bebidas energizantes
El efecto de las bebidas energizantes en nuestro organismo puede durar entre 2 a 6 horas, aproximadamente. Sin embargo, es importante saber que estas bebidas contienen muy altas concentraciones de azúcares (carbohidratos simples), siendo entonces bebidas hipercalóricas, pues en una lata de 500ml de estos líquidos puede contener hasta 75 g. de azúcar (300 calorías), el triple de todo el azúcar diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Para que ustedes se hagan una idea, 75 gramos es la cantidad que hay en 15 sobrecitos o 15 cucharaditas cafeteras. Si nos enfocamos en cómo puede interferir esto en el peso corporal, pensemos en que si todas estas calorías no son utilizadas rápidamente por el organismo, se acumularán como tejido adiposo o grasa y más si se consumen en exceso o después de una comida, lo que a la larga puede derivar en sobrepeso u obesidad.
Por otro lado, los altas cantidades de azúcares que contienen y el tipo, como la fructuosa y la sacarosa, hacen que entren de manera fácil y rápida en las células aumentado su metabolismo para que éstas generen o produzcan energía de manera rápida, pero lo que muchos no saben es que además de elevar el rendimiento de las células de nuestro tejido muscular, también eleva el ritmo de las células cerebrales y cardíacas poniéndolas a funcionar a un ritmo mucho más acelerado, y obviamente fuera de lo normal. La hiperactividad cerebral que genera provoca también euforia, insomnio, temblores, movimientos involuntarios o incluso síndrome convulsivo. Todo esto mezclado con ingredientes como la cafeína, la cual en dosis altas estimula de manera exagerada el sistema nervioso ocasionando un mayor grado de excitabilidad que puede derivarse en depresión y ansiedad, originan un riesgo enorme para nuestra salud y, en casos extremos, podría provocar una muerte súbita.

Consejos:

  • Toma en cuenta que, si no eres deportista, es aún menos recomendable el consumo de
    estas bebidas.
  • Procura tomarlas antes de realizar algún tipo de ejercicio físico.
  • Las personas que sufran de patologías como fibromialgia, síndrome de fatiga crónica o algún tipo de enfermedad a nivel cardíaco o neurológico, deben abstener de consumir este tipo de bebidas o suplementos energizantes por los riesgos ya mencionados.

También te podría interesar nuestro post: ¿Sabes qué es el PH y cómo afecta al organismo?

Imagen de Odoo y bloque de texto


Escrito por: Gabriela Lataban

Gabriela Lataban, Licenciada en Nutrición, su objetivo principal es mostrar su pasión por enseñar a las personas que la rodean a aprender a comer, a cuidar y, por lo tanto, a amar su cuerpo. Procura transmitir su ideal de que una buena alimentación sí es igual a comer rico y sin restricción de alimentos, cuidando únicamente la cantidad, combinación y frecuencia del consumo de estos. Tiene la firme convicción de que una alimentación correcta es la mejor arma preventiva de diversas enfermedades. En VIME ha logrado trabajar con empatía con sus pacientes consulta a consulta, motivándolos a lograr siempre sus objetivos.