Informes:       (55) 43932421    ·     Pedidos:   (55) 54126327

¿Puede el estrés provocar dolor de espalda?

2 de julio de 2018



No cabe duda que el dolor de espalda, como cualquier otro dolor crónico puede provocar mucho estrés, especialmente cuando se trata de un dolor limitante. Pero, ¿es posible que se dé la relación contraria? ¿Puede ser el estrés el causante del dolor de espalda?

La respuesta es sí, el estrés altera el estado de los nervios que controlan el funcionamiento de los músculos, facilitando su contractura provocando espasmos musculares y dolor de espalda. Por otra parte, si el estrés se mantiene mucho tiempo y provoca dolores de espalda con mayor frecuencia y duración, el dolor puede llegar a ser crónico.

Aproximadamente el 80% de la población sufre dolor de espalda en algún momento de su vida, y la inmensa mayoría padece estrés de manera ocasional, periódica o constante.

 Prevención y tratamiento.

  • Evidentemente lo primero que se debe tratar es el propio estrés, resolviendo las situaciones que lo provocan cuando es posible o aprendiendo a vivir con ello de la forma más sana, sino se puede eliminar.
  • Mantener el mayor grado posible de actividad física, además de ser eficaz para prevenir el dolor de espalda, esta puede contribuir a controlar el estrés y reducir el impacto. Se aconseja practicar algunos deportes aeróbicos, como correr o nadar 20 o 30 minutos en días alternos y verás como comienza a marcar una diferencia apreciable que te hará sentir más relajado.
  • Una mala higiene postural suele estar detrás de las molestias, apóyate de tu terapeuta para que te ayude adoptar hábitos posturales saludables para conseguir una mejor rehabilitación y prevenir el dolor.

También te podría interesar nuestro post:  Movimiento sin dolor


Imagen de Odoo y bloque de texto

Escrito por: Fide Rojas Ibañez

Terapeuta neuromuscular de Vime. Mi objetivo es tratar y potenciar el funcionamiento del sistema esquelético muscular y la biomecánica general del cuerpo. Mi intención es que los pacientes se sientan bien tanto físico como emocionalmente a través de las diferentes técnicas de masaje.