Informes:       (55) 43932421    ·     Pedidos:   (55) 54126327

¡Hoy es el mejor día para empezar a cambiar tu vida!

25 de octubre de 2017


Así es como transcurre tú diálogo interior a lo largo de la semana:

LUNES: Hoy es el primer día del resto de mi vida, voy a hacer las cosas bien. Ensalada con pechuga de pollo para comer y gimnasio por la tarde.

MARTES: Que bien he dormido después del entrenamiento de ayer, hoy me lo tomaré con un poco más de calma, estoy muy cansado(a).

MIÉRCOLES: Día de locos en el trabajo, no tengo tiempo de entrenar. Hay cosas más importantes que hacer.

JUEVES: Debería ir al gimnasio, pero casi he perdido la semana entera, tampoco voy a mejorar mucho por un día más.

VIERNES: ¡Por fin es viernes! He trabajado tan duro esta semana que merezco un descanso, y el descanso empieza ahora mismo.

SABADO: Yo creo que dar un paseo con mi perro o jugar un poco de fútbol cuenta como entrenamiento ¿no? Este es mi día favorito de la semana y no me voy a estresar más.

DOMINGO: Juro que nunca volveré a beber, dicen que la resaca se quita comiendo. MAÑANA EMPEZARE A HACER LAS COSAS BIEN.

¿Reconoces un patrón? Por eso el gimnasio está lleno los lunes y vacío los fines de semana.

Esto puedes hacer para abandonar esta rueda de hámster llena de culpa y excusas.

PLANIFICA: Apunta el tiempo que dedicas a hacer ejercicio en tu agenda, como si fuera un compromiso tan importante o más que los demás con tu familia y trabajo. ¡NO BUSQUES TIEMPO PARA HACER EJERCICIO, ENCUENTRALO!

SE REALISTA: Cuando planificas el tiempo, te das cuenta de los huecos que tienes, no tiene sentido que te propongas a entrenar cuatro veces por semana si solo puedes hacerlo dos, pero dos o tres días de entrenamiento harán mucho más que uno o ninguno. ¡Garantizado!

BUSCA UNA MOTIVACIÓN: En ocasiones hacer una lista de lo que se quiere conseguir con el ejercicio ayuda a crear motivación suficiente, ya sea bajar de peso, correr ese maratón que siempre hemos querido o simplemente estar en forma, si lo tienes claro te será más fácil empezar a ejercitarte.

VENCE LA RESISTENCIA EN CINCO MINUTOS: Prueba con el truco de los cinco minutos.Proponte hacer ejercicio durante cinco minutos, seguro que puedes motivarte para hacer eso ¿Verdad? Cuando termines tu cerebro habrá superado una barrera y tendrás ánimos para seguir.

También te podría interesar nuestro post: Tips para evitar lesiones en el ejercicio 


Escrito por:  
Redacción VIME