Informes:       (55) 43932421    ·     Pedidos:   (55) 54126327

¿Quieres bajar de peso o cuidar tu salud?

15 de junio de 2018


¿Te ha pasado que al momento de empezar una dieta para bajar de peso empiezas con toda la motivación y actitud, pero conforme pasa el tiempo se va perdiendo no sólo peso sino también las ganas de llegar a la meta? Y te quedas con la frustración de no haber logrado tu objetivo y con la duda del por qué ¿Por qué no llegue a mi meta si es lo que deseo? ¿Qué pasa conmigo? si ¡Sí quiero bajar de peso! Y puede que pases por varias etapas desde el enojo, la frustración, decepción y hasta llegar a pensar que así eres tú y que es muy difícil cambiar.

No te agobies, es algo muy común y por lo general no tiene que ver con una falta de compromiso ni de voluntad sino va más allá, va desde el por qué tomas la decisión de adelgazar. ¿Quieres bajar de peso sólo para verte bien físicamente y mejorar tu autoestima? Lo cual es una razón muy válida pero muchas veces nos queda corta o, ¿quieres empezar a cuidar tu salud en general y como resultado de este cuidado el adelgazar? Son dos lugares muy diferentes para emprender un cambio y por lo tanto las decisiones que hagamos desde estos dos lugares tendrán resultados muy diferentes.

Si tu objetivo principal sólo es adelgazar, se visualiza la dieta como una situación temporal en donde tendrás que realizar “sacrificios” o tendrás que “limitarte” para alcanzar tu objetivo, lo cual te predispone a una situación de frustración sino alcanzas tus metas semanales de pérdida de peso, porque toda tu atención está en un número y no en el cambio de hábitos, semana con semana te estás evaluando si lo hiciste bien bajas de peso pero si no hay pérdida de peso entonces algo hiciste mal, dejando de lado todas las buenas elecciones que si hiciste en la semana.

En cambio, si tu objetivo principal es cuidar tu salud y como efecto secundario del cuidar tu salud adelgazar, la dieta se convierte en un estilo de vida, no se trata de limitaciones o restricciones sino de decisiones y elecciones. Eliges lo que es saludable para tu cuerpo, decides no optar por aquello que sabes que no te va a aportar un bienestar a tu organismo. Si empiezas una dieta desde este lugar tus resultados serán muy diferentes ya que lo principal no es el número en la báscula, el peso de tus decisiones y resultados no está en el peso, está en los hábitos que vayas formando con tus decisiones diarias y en el cuidado que le das a tu cuerpo. El peso pasa a un segundo plano, que no por esto sea menos importante, pero si haces consciente que tus hábitos y tus elecciones son saludables por lo tanto tu peso también llegará a ser saludable y por lo tanto no sólo se tratará de mantener tu peso sino de mantenerte saludable.

También te podría interesar nuestro post:  Psicoterapia y obesidad

Imagen de Odoo y bloque de texto

Escrito por: Maria del Carmen Soria Garcini

Psicoterapeuta psicoanalítica enfocada a la clínica con adultos. Con cuatro años de experiencia en el ámbito, tiene la firme vocación de ayudar a aliviar el dolor emocional que aqueja a las personas por diferentes afecciones. En Vime ha logrado ayudar a las personas a vivir de una manera más plena y saludable.