No sé en qué momento llegué a ese peso, yo creo no me veía en el espejo y cuando me vi, deje, no, ya tengo que hacer un cambio. Cuando empecé el tratamiento pesaba 80 kg y medio y terminé el tratamiento pesando 68. Para mi es la mejor dieta, el mejor sistema para bajar de peso porque los alimentos son ricos, no pasas hambre, lo disfrute mucho. Siempre tuve el apoyo de mi especialista. Antes no me sentía bonita, ya me gusta como se me ve la ropa. Ahora me dicen: ¡Que flaca estas, que bien te ves!

Comentarios